Alerta en el sector juguetes: posible desabastecimiento en Navidad y Reyes Magos

Las jugueterías son otro de los sectores afectados por la crisis de suministros y todo parece indicar a que habrá desabastecimiento de los juguetes más populares esta Navidad y Reyes Magos.

La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes ha advertido de que existe un alto riesgo de sufrir roturas de stock, por lo que aconsejan encarecidamente anticipar las compras navideñas antes de que sea tarde.

Fabricantes y jugueterías se juegan la mitad de sus ventas anuales en las seis semanas de campaña navideña

Este año, reponer los productos agotados va a ser mucho más complicado, especialmente con los producidos fuera de España.

José Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, ha explicado que:

«Este año será imposible hacer reposiciones con el típico producto que se pone de moda y que a mitad de diciembre los comercios ya lo tienen agotado. Es más posible una rotura de stock de los productos que más se demandan».

¿La razón?:

«El cuello de botella que hay en la logística internacional con el tema de los fletes, que va con semanas de retraso».

EL MERCADO ESPAÑOL

Cabe recordar que los españoles solemos dejar las compras para último momento e incluso a veces, la semana de Reyes ha supuesto el 10% de las ventas anuales.

Por lo tanto, es el más estacional del mundo

Este año, no podrá ser así:

«Siempre hemos recomendado que los clientes anticipen las compras al máximo posible, pero este año todavía más porque es imposible hacer una previsión exacta».

CRISIS DE SUMINISTROS; PREOCUPACIÓN DE LOS FABRICANTES

Muchos problemas preocupan a los fabricantes españoles, además de la crisis de suministros mundial, está la subida de la luz, las materias primas y los fletes.

Esto ha supuesto un aumento de los costes de hasta el 40% y como consecuencia, la desaparición de los beneficios de fabricantes e intermediarios:

«Si este incremento se mantiene en el tiempo, la fabricación de juguetes no será sostenible. Es una subida histórica que podría comprometer muy seriamente la continuidad de muchas empresas y de muchos puestos de trabajo».

El año pasado, por la pandemia, las jugueterías pasaron por un mal año al mantenerse cerradas o con restricciones. Además, la prohibición de las reuniones familiares también les afectó.

Este año se esperaba que el sector empezara a recuperarse:

«Es una pena, porque parece que el mercado de consumo se está recuperando, pero a la hora de la verdad no va a ser así. Va a ser un mal año y se están comprometiendo los resultados del año que viene porque no se van a realizar nuevas inversiones debido a la incertidumbre».

Pastor añade además:

«Esta volatilidad de los escenarios dinamita la confianza empresarial. Y sobre la subida de impuestos, no sé qué van a cobrar, porque vamos a dar pérdidas. La luz y las materias primas ya se han comido los márgenes. Ahora mismo solo pensamos en si ya invertiremos dentro de seis años o incluso si deslocalizamos la producción a otros sitios con mayor seguridad y competitividad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.