Albert Rivera ficha por el PP

El Partido Popular de Casado lo contrata como asesor.

La idea de Casado pasaría por nombrarlo número dos por Madrid de cara a unas elecciones generales. El líder popular considera desde hace meses la idea de lograr la adhesión del que fue líder de Ciudadanos.

Junto con el giro al centro y centro izquierda que ha dado el PP en los últimos años, el fichaje de algunas de sus caras más emblemáticas, relevantes y visibles podría ser la puntilla para una formación que ya está en caída libre.

El ocaso de Ciudadanos.

Ciudadanos apenas rebasa el 2% en la mayoría de encuestas electorales de cara a las generales. Apenas podría mantener uno o dos diputados a nivel nacional.

En las últimas autonómicas de Madrid quedó fuera de la asamblea y en los algunos de los últimos sondeos quedaría fuera incluso de parlamentos autonómicos tan importantes como el de Cataluña (donde la caída ya fue espectacular en los últimos comicios) o Andalucía. Es decir, que ni siquiera tiene fuerza electoral suficiente para mantenerse como un partido relevante a nivel regional o municipal.

Nuevo horizonte laboral.

Al igual que Toni Cantó y otros tantos políticos de Ciudadanos, Rivera tiene en el PP de Casado una oportunidad única para reengancharse total o parcialmente a la política española.

Pablo Casado y Rivera llevan meses estrechando lazos, no es ningún secreto. Rivera fue quien informó al PP de la salida inminente de Toni Cantó de la formación naranja, facilitando así su truncada incorporación a las listas por Madrid con el beneplácito de Ayuso.

Si bien no queda demasiado elegante que Rivera pase a ser un halcón del PP menos de dos años después de su salida y posterior alejamiento del partido que un día fundó, de cara a los próximos comicios podría ser un activo importante dentro del PP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *