Aborto libre a los 16 años y abolición de la prostitución

Con una crueldad infinita y un machismo desaforado, este desgobierno está condenando a las jóvenes y adolescentes a una situación personal que, cuando verdaderamente recapaciten y despierten de ella, será demasiado tarde. Me estoy refiriendo a la promulgación de la ley que legaliza el aborto a los dieciséis años y sin consentimiento paterno.

También proponen el uso y abuso de la píldora del día después, al mismo tiempo  esconden y corren un tupido velo sobre sus efectos secundarios, indeseados y peligrosos, una bomba de hormonas que más pronto que tarde desequilibrará su cuerpo y su alma y, que, por utilización sin control médico les acarreará graves enfermedades vasculares y metabólicas ¿De verdad la señora Ministra de Sanidad está para velar por la salud de los españoles?


Cuánta marginación hacia la mujer, para convertirla únicamente en una máquina de distracción y placer para el hombre, exonerando a éste de cualquier tipo de responsabilidad y de las consecuencias normales que puedan derivarse de tales relaciones sexuales.

Algunas jóvenes se convertirán por obra y gracia de esta ideología – que compara el sentimiento humano con el de monos o perros –  en objetos de placer, y que enseña únicamente a disfrutar del cuerpo a más y mejor, sin que nada importe. Revistiéndolo además de una pátina falsa de “modernidad” y de “progreso”.

Las mujeres, convertidas así en meros objetos sexuales de deseo y placer

Envejecidas, enfermas de cuerpo y alma, con una conciencia destrozada por los sucesivos abortos y desesperadas de la vida vacua e inútil que han llevado, sirviendo tan sólo como juguetito de sus compañeros, los hombres, que se lavarán las manos y buscaran carnaza más joven y más dispuesta a satisfacer todos sus caprichos.


La conclusión fácil y falsa, que los jóvenes están deduciendo, es que todo está permitido, todo lo que les venga en gana, nada importa, sólo sus deseos, rienda suelta a los instintos, no hay que preocuparse, ahí está “Papá Estado” que corre con los gastos, tremendo disparate que no educa el compromiso propio e inherente a cualquier acto humano consciente.


“En la nueva legislación el ejercicio del derecho a la interrupción del embarazo para las mujeres de 16 y 17 años y aquellas con discapacidad no necesitará del consentimiento de sus tutores legales”.

«Sus proyectos de vida y su maternidad será suya»

Con esa misma ley se pretende también limitar  – en realidad será prohibir  – la objeción de conciencia del personal sanitario que se oponga, por motivos éticos, morales o religiosos, a efectuar o colaborar en los mismos.

Es curios que las mismas sacerdotisas de: “en mi cuerpo mando yo” o,  “El Estado les garantiza que la decisión sobre sus cuerpos…”, propongan ahora que sea perseguida la prostitución, una actividad que libremente han decidido y, no me estoy refiriendo claro está, a la trata de blancas, sino a la decisión personal que, por motivos distintos una mujer, en el ejercicio de su libre albedrío pueda optar.

En vez de tratar de legislar debidamente sobre este asunto y darle un marco legal, la idea es prohibirla. Es todo tan absurdo que cualquier día prohíben la pobreza y, todos millonarios.

Incitan a los niños a la pornografía pero, prohíben la prostitución. Nueva cortina de humo para que no se hable estos días de la situación ruinosa y catastrófica de nuestra economía, donde la inflación se come los ahorros de la clase media, y el déficit es insostenible. Todo correcto en un desgobierno donde domina la obsesión patológica por el poder, la propaganda y la tramoya teatral.

Como viene siendo normal en toda ley ideológica sólo se muestra la parte amable de las cosas, sin que se explique cualquier otra repercusión negativa, a partir de la cual y conociendo todos los datos, poder elegir.

Cabe una pregunta, ¿de verdad esta ley está promulgada por feministas furibundas, o por machistas impenitentes?

Estamos viviendo desde hace ya unos años  – los peores de nuestra más reciente historia  –  una serie de catastróficas desdichas que no se frenan con el paso de los días, sino que se deterioran y van a más, sin que estos “políticos de fortuna”, estos crueles e inhumanos que nos mal gobiernan, hagan nada por paliar de alguna manera.

Mantengamos la esperanza de que el día 19 de este mes el socialismo en Andalucía sufra otro nuevo varapalo, de la misma forma que ya pasó en Murcia, Madrid o C. y L.

Seguramente prólogo de lo que se les puede venir encima en las próximas elecciones Generales, a celebrarse no más tarde del 10 de diciembre de 2023.

A ver si estrenamos año con ilusión y fuerza, al comprobar que nos hemos quitado de encima a toda esta caterva de filibusteros que viven de nuestros sufrimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.