9 años de cárcel pide la Fiscalía para el artista Rafael Amargo por vender droga en su domicilio

La Fiscalía de Madrid pide nueve años de prisión para el bailarín y coreógrafo Rafael Amargo por un delito contra la salud pública, al considerar que vendió drogas de manera «persistente» a cambio de dinero en su propia casa.

También solicita nueve años para el productor Eduardo de Santos por actuar de forma «conjunta» con Amargo en la compra y distribución de droga y seis años para el «hombre de confianza» que entregaba la droga a los clientes, su socio Miguel Ángel B.A.

La Fiscalía no ha pedido pena sin embargo para la pareja de Amargo, Luciana Bongianino.

A pesar de que el juez del caso considera que ella también es la posible autora de un delito contra la salud pública y otro de pertenencia a grupo criminal.

Amargo fue puesto en libertad tras su detención el 1 de diciembre de 2020 por presunto delito de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal y ha continuado su actividad artística.

EL CASO

El bailarín y el productor, durante abril y diciembre de 2020:

«Se venían dedicando de manera concertada y persistente a la distribución de sustancias estupefacientes, entre otras metanfetamina, a terceras personas a cambio de dinero».

Para ello adquirían la droga de manera «conjunta» a los suministradores, la repartían entre ellos y posteriormente la vendían a terceros.

Así pues, Amargo vendía droga a los clientes que acudían al domicilio que compartía con su mujer en Madrid, aunque en otras ocasiones:

«Hacía llegar la sustancia al lugar donde el cliente indicaba, para lo cual se valía de su hombre de confianza el también acusado Miguel Ángel B. L.».

Persona que sabía lo que portaba y que:

«Después de hacer la entrega regresaba al domicilio para entregarle el dinero obtenido con la venta».

A través de dispositivos de vigilancia sobre el domicilio, los agentes pudieron observar.

«Como acudían numerosas personas que, tras acceder al mismo y permanecer en el interior escasos minutos, salían nuevamente de manera apresurada, procediendo la policía a identificar a dos de ellas, interviniendo sustancia estupefaciente que se había adquirido en dicho domicilio, levantándose las correspondientes actas de aprehensión».

Tras la entrada y registro autorizados en los domicilios de los acusados, se intervinieron en casa de Amargo:

  • Tres botes de «Popper» (nitritos de alquilo).
  • Una bolsita con feniletilamina con un peso neto de 0,089 gramos.
  • Un frasco con seis mililitros de «GBL» con un valor en el mercado de 314,19 euros por gramo.

En la vivienda de Eduardo de Santos encontraron:

  • Sustancias estupefacientes como ketamina y «Popper».
  • 56 gramos de metanfetamina con una pureza del 76%, con un valor en el mercado de 1.452,14 euros gramo.
  • Un frasco con 6,8 mililitros de «GBL» con un valor en el mercado de 356,08 euros por gramo (5.800 euros).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *