438 días de peste roja

Un 10 de enero de 2020 llegó a España la peste roja, una pandemia que, la gran mayoría, nunca hubiésemos pensado volvería a implantarse en España. Si, me refiero a Pablo Iglesias, el comunismo.

Como él mismo ha dicho en varias ocasiones, los españoles en circunstancias normales, no le hubiésemos dado la confianza para gestionar España, por ello se han tenido que dar unas circunstancias excepcionales. Viven de la excepcionalidad.

Gracias a ella, tras las últimas elecciones del 10 de noviembre de 2019, se dio la circunstancia que Pedro Sánchez lo necesitaba para gobernar, junto con un compendio de partidos que se unirían a la causa, nada patrióticos, no constitucionalistas, dígase de paso, pero eso que importa, lo prioritario era gobernar.

Siendo cuarta fuerza política España, Podemos a través de Pablo Iglesias consiguió una serie de cargos que nunca podría haber conseguido de no ser por una excepcionalidad, la necesidad imperiosa de Pedro Sánchez, ser Presidente a toda costa, a cualquier precio. Pablo Iglesias, el mismo que tiempo atrás decía:

– Hay dos Españas, las que llevan a sus hijos a colegios privados, viven en chalet con 18 cuartos de baño, tienen sanidad privada, seguros de pensiones privados, 3 coches, los cuales representan el 5%, y el resto se tenía que joder.
– En encargaba de animar a sus fieles, los cuales sabían cómo actuar en manifestaciones, hacer cocteles molotov, hacer barricadas, que en lugar de beber tendrían que entrenarse porque se avecinaba una crisis del capitalismo y tendrían que estar preparados para coger las armas. El incluido.
– La representación, en el parlamento, no significa ningún compromiso, puesto que representaba los intereses de clases.
– Pedía disculpas por no romper la cara a todos los fachas con los que discutía en tv.
– Animaba a ir de “caza” a Segovia a aplicar la justicia proletaria que es lo que se merecían unos cuantos.
– Los presos de ETA y los vinculados al independentismo vasco deberían salir de la cárcel, puesto que ETA le importaba muy poco a los españoles.
– Ser demócrata era expropiar.
– El enemigo es la lógica capitalista y se combate con la fuerza.
– Importó a España los escraches a los cuales los consideraba, jarabe democrático.
– La violencia de ETA tenia explicaciones políticas
– ETA había sido la única que ha sabido entender la transición
– Disfrutaba ver patear la cabeza de un policía.

Se había encontrado con la horma de su zapato. No lo eligieron los españoles, lo eligió Pedro Sánchez, de otra forma nunca una persona como Pablo Iglesias hubiese alcanzado la posición de Vicepresidente de España.

Una persona que añora la lucha de clases, la lucha armada incluso que defiende bandas terroristas, una persona que vive constantemente en la guerra civil y que elogia sistemas totalitarios como el Cubano, Iraní, incluso colabora con el chavismo Venezolano o mira a la Argentina, cual espejo mirarse España, necesita de excepcionalidades.

Una vez en el poder, tal y como decíamos, la excepcionalidad perfecta, el virus Chino, el covid-19, serviría de argumentación para implementar un nuevo sistema, una nueva normalidad.

Como buen comunista, rápido comenzó a marcar diferencias entre los muy ricos, los políticos, los dirigentes del sistema, y el resto.

Había pasado a formar parte del 5%, recordáis, los de chalet con muchos baños, los de sanidad privada, los que tenían 3 coches. El gobierno de la MUERTE, RUINA y HAMBRE había dado comienzo.

– MUERTE –

El gobierno que peor ha gestionado el covid-19, dando lugar a una de las mayores, sino la mayor, tasa de mortalidad, no de Europa, sino del mundo. Los más de 119.000 muertos, según los funerarios, que de muertos sabrán, puesto que son los que los entierran, hacen que hablemos del gobierno de la MUERTE.

Como todos recordaremos, el 19 marzo de 2020, Pablo Iglesias acaparó los focos cuando asumió la responsabilidad de las residencias de ancianos, en rueda de prensa, del tipo ALO PRESIDENTE de su añorado Hugo Chávez. De las buenas voluntades y compromisos de aquel día solo quedan 30.000 fallecidos en las residencias de ancianos y ninguna reunión para coordinar y establecer planes de acción, al menos por su parte. Pero como él mismo decía, la representación en el parlamento no significa ningún compromiso.

Ninguna medida del lado de la vida y si de la muerte, con la aprobación de la Ley del Aborto y la Eutanasia. Cuando España necesita nacimientos, incentivan y promueven el aborto, cuando los ancianos necesitan cuidados paliativos, aprueban la eutanasia. Se trata de cuidar y devolver, al menos una parte, a aquellos españoles que nos dieron lo que hoy tenemos. 55.000 ancianos han fallecido esperando cuidados paliativos.

– RUINA –

El comunismo allí donde esta implementado, Venezuela, Corea del Norte, Cuba, China, hace muy ricos a sus dirigentes y muy pobres al pueblo.

Aquí en España, estan en ello. La nefasta gestión del virus chinos ha dado lugar a superar los 4 millones de parados, 900.000 personas en ERTE, miles de empresas y autónomos quebrados dando lugar a la mayor caída del PIB, a nivel mundial, un -11%.

Empresas y autónomos, ven como tienen que cerrar sus negocios. Los trabajadores ven como son despedidos, mientras todos ellos, ven como el gobierno rescata empresas “estratégicas”.

No conforme, la peste roja tratará de seguir esquilmando al ciudadano de a pie con diversos impuestos, como a las bebidas azucaradas, tasa tobin, tasa google, a pesar de negarlo más veces que Pedro, el apóstol.

– HAMBRE –

Miles de trabajadores han perdido sus empleos, muchos en ERTE aún no han cobrado, muchos otros sin subsidios no tienen acceso al ingreso mínimo vital, españoles cuya única manera de subsistir son las colas del hambre que tampoco nunca pensaríamos verlas en España.

La MUERTE, la RUINA y el HAMBRE hace 438 días nadie hubiese pensado en España que estarían presentes, pero lo tenemos, al igual que nadie pensaba que tendríamos a Pablo Iglesias como Vicepresidente.

La excepcionalidad de la “gestión” del virus chino, ha dado y está dando lugar a la implantación e imposición de medidas que en otras circunstancias no se hubiesen llegado a cabo, como es la restricción de derechos fundamentales (reunión, concentración, manifestación), con el consentimiento, a través del silencio, del Tribunal Constitucional.

La implantación de un modelo comunista en España se lleva está llevando a cabo a una mayor celeridad en comparación con otros países. Para ello ha sido y es necesario un cambio del modelo productivo, un país más pobre, control de la verdad en los medios de comunicación e intento de control de la justicia.

Vamos directos a la querida Venezuela de nuestro Vicepresidente Pablo Iglesias, lo que allí llevo años conseguirlo, aquí está llevando meses.

Un modelo productivo con un fuerte peso del turismo, de la industria del automóvil y la mayor huerta de Europa. La peste roja, con el fin de crear una sociedad dependiente, no dudará es destruir lo que somos, para tener una España cautiva. Sí para ello es necesario atacar el turismo, por crear empleos de bajo valor añadido, se hará. Sí es necesario denigrar al diesel, se hace. Y sí para acabar con la mayor huerta de Europa, tenemos que importar y comer productos de terceros países, lo hacen y lo harán, logrando una sociedad dependiente del estado, controlado los medios de comunicación y la justicia, la peste roja, de la mano de Pablo Iglesias nos dirá que hacer. No es baladí, que él sea el responsable, en España, de la AGENDA 2030.

La AGENDA 2030 lo que significa es un cambio de modelo y en ello estamos, posiblemente sea la nueva normalidad, de la que tanto oímos hablar. Dentro de esa nueva normalidad y en línea con los efectos de la peste roja, para el 2030, según la agenda comunista, “no poseerás nada y serás feliz”. A la vuelta de nueve años, quieren acabar con la propiedad privada, ¿os suena?, y encima nos dirán como nos tenemos que sentir, felices.

Además nos dirán que tenemos que comer, “comerás menos carne. No será un alimento básico. Para el bien del medio ambiente y de tu propia salud”. En línea con esta manifestación, os animo a buscar las últimas palabras de Bill Gates.

Dentro de 9 años, el cambio climático será una realidad, por lo que tendremos que hacer una fiesta de bienvenida. Así lo dejan reflejado cuando dicen “mil millones de personas tendrán que desplazarse por el cambio climático. Tendremos que hacer un mejor trabajo de bienvenida e integración de esos refugiados”. ¿Lo tienen cuantificado? ¿Vamos adelantados en España?. Lo digo porque cuando dicen “los valores occidentales serán puestos a prueba”, parece que en España ya esté ocurriendo. ¿Quién los pondrá a prueba?

Algo que llama la atención de esta agenda comunista, es cuando dice “los valores que sustentan nuestras democracias deben ser considerados”. ¿A quién no les gusta?

La peste roja, de la mano de Pablo Iglesias, ha generado en España muerte, ruina, hambre, dependencia, clientelismo, está atacando a la propiedad privada, nos dirá que podemos comer y por supuesto romperá con todo aquello que somos, nuestros valores, nuestras raíces.

En España la peste roja tiene dos cepas Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. ¿La vacuna? La vacuna ERES TU. No está en juego el hoy, lo que somos, sino lo que es peor el mañana, lo que seremos.

¡Eso no puede pasar en España! ESTA PASANDO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *