4.500 euros mínimo de multa al hombre que sobrevoló el dron con la bandera de España y un crespón negro en Nochevieja

En Nochevieja de 2020, a un minuto de las doce de la noche, un dron con la bandera de España y un crespón negro comenzó a sobrevolar la Puerta del Sol durante las campanadas como homenaje a las víctimas del coronavirus.

Ahora, el joven piloto ha sido sancionado con una «infracción leve», con una multa mínima de 4.500 euros

HECHOS

La Policía Nacional encendió las alarmas cuando el dron empezó a volar ya que había conseguido burlar la seguridad reforzada habilitada para evitar aglomeraciones prohibidas con las restricciones del Covid.

Los agentes temieron que el dron tuviera elementos peligrosos como explosivos

Hacer vuelos urbanos es prácticamente imposible puesto que los permisos son muy difíciles de conseguir.

EL PILOTO

Meses analizando el caso después, la Policía ha identificado al piloto, algo no muy difícil ya que su nombre aparecía junto a la bandera.

Es un joven de 29 años de Santander llamado Germán Núñez Insausti

La Policía informó el 2 de enero que el sistema de control de drones de ENAIRE y de SIGLO-CD reflejaba la ruta de la aeronave y las coordenadas de la posición del piloto.

El dron estuvo en el aire cinco minutos, desde las 23:57:08 horas hasta las 00:02:17.

La Policía averiguó que había despegado de una terraza de la Plaza Mayor.

El dron era un modelo DJI MAVIC 2, que emitía una luz amarilla mediante un LED. Eso indica que el piloto perdió la conexión con el dron momentáneamente en varias ocasiones. Algo de extremo riesgo para todos los presentes, si bien es cierto que los drones están preparados para regresar al origen si pierdenla comunicación.

Los agentes trasladaron luego el caso a AESA, que se encarga de la seguridad de la aviación civil

MULTA

AESA considera esto una «infracción leve», por lo que según el artículo 44 de la Ley de Seguridad Aérea supondrá una «multa de 4.500 hasta 70.000 euros».

Este tipo de sanciones ocurre:

«Cuando las infracciones fueran cometidas por, en general, las personas físicas o jurídicas que desarrollen actividades incluidas en el ámbito de aplicación de esta ley con carácter comercial o que las realicen a cambio de una contraprestación económica no salarial».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *