​La compañía eléctrica pública de Ada Colau vende la luz más cara a sus consumidores

La compañía eléctrica, propiedad del Ayuntamiento de Barcelona, apenas llega a los 3.000 clientes en sus dos años y medio de vida. La comercializadora de Ada Colau no ha logrado el respaldo ni tan si quiera de una parte considerable de los votantes de Barcelona en Comú.

Las ofertas de la empresa municipal no parecen ser muy atractivas para el consumidor, tal y como se aprecia en la comparativa que elabora la CNMC

En estos momentos, los mejores precios para un consumidor en el mercado liberalizado en Barcelona los tienen Iberdrola y Endesa.

Barcelona Energía cerró en 2019, según sus cuentas, con 1.500 clientes y el año 2020, según algunas fuentes, apenas habría logrado incorporar un millar de clientes más.

Esto significa que el ritmo de captación es de menos de tres clientes al día y la cifra se encuentra muy alejada del objetivo de 20.000 clientes que manejaba la compañía cuando nació

Barcelona en Comú buscaba consolidar Barcelona Energía como la compañía eléctrica pública de referencia de Barcelona y su área metropolitana, pero por el momento es un objetivo que está muy lejos de cumplirse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *